Tengo los ojos plasmados en el horizonte lejano de un sol que algún día llegará a ser mío.

viernes, 18 de septiembre de 2009

Sólo estaba pensando

Deliberadamente, y ántes de dormirme, se me vino la imágen a la cabeza de cómo sería el alma.
Lo primero que pensé fué en algo totalmente inmaterial, por lo tanto nada de sentidos: ni oído, ni vista, ni tacto, ni olfato, ni olor y sin la capacidad de hablar, pero con todas esas capacidades puestas de alguna forma dentro de ella que no se necesite nada de lo corporal como para percibir.
Tampoco tiene memoria.
El alma es alma....sin nada de lo que podamos abarcar desde nuestro pensamiento de conciencia.

1 comentario:

Rossana dijo...

Buenos días :
Anoche precisamente hablabamos con unos amigos, acerca de las distintas corrientes religiosas y en lo tocante al alma.
En lo personal creo que la memoria del alma se manifiesta cuando se conecta con otra alma que en su momento le fue afin....
Un algo así como reencontrarse en la nueva senda...
En fin
Que me ha gustado conocer este espacio
Un beso
Rossana